La ciudad bosteza

La ciudad bosteza

Mejilla helada 
contra el asfalto gris.
Desnuda 
el alma.
Nadie me vio.
Piedras pequeñas 
en la boca.
Gusto a tierra 
en el corazón.
Sangre seca 
en la sien del alma.
Rodilla herida 
se afirma al suelo.
La siniestra también.
Limpia la boca, 
aclara la vista, 
la otra...
Esfuerzo brutal 
que mueve el mundo.
De pie.
La ciudad bosteza.
Dibujan los desagues... 
brechas en mi cara 
y mojan el pecho.
Cada noche soy:
borracho 
sin alcohol
drogadicto 
sin narcótico
durmiente 
sin sueño.
Iluminaba la luna.
Debajo de mi... 
no había sombra.
Invisible, transparente.
Ignorado, atormentado...
Cada noche
acostumbrado...

José Andrés de Vera y Paysal
27 de junio de 2012

Entradas populares