Testigos de que he existido

Testigos de que he existido

Comlices de mil noches
y quinientos días...
Magias sin magos
y magos sin magia...
Gotas que no eran lluvia
y calores que no eran verano.
Cuatro manos, algunas veces
dos manos heladas las mas...
Fingían ser interminables
me daban la posibilidad
de encontrar lo buscado
de buscar lo que...
nunca habría de encontrar.

José Andrés de Vera y Paysal
13 de junio de 2012

Entradas populares